NOCHE POÉTICA

NOCHE POÉTICA

POESÍA
La poesía es tan solo otro camino
distinto hacía la temida muerte.
La poesía es el placentero orgasmo
del corazón y sus sentimientos.
Y yo un lujurioso peregrino
que camina errante entre los versos.

R.S.V.



Si desean adquirir un ejemplar de ALARIDOS DE UN POETA O DE LA INQUIETUD DE LA SANGRE, rellenen el pedido al pie de la página que corresponde al siguiente enlace:
http://www.editorial-ledoria.com/Opera-prima.124.0.html
(También disponible en tiendas y en formato E-book)

domingo, 4 de marzo de 2018

Espectro

No lo veo, pero lo siento.
sé de cierto que está aquí
pues merodea tras de mí
siempre que escribir intento.
Sin cuerpo ni identidad
entre las sombras inmerso,
dicta su voz cada verso
y escribo su voluntad,
pues a su rigor me entrego.
Y desde la oscuridad
requiere mi soledad
para su macabro juego.
Siento sobre mi sus ojos
y toda esperanza expira
en la magnitud de su ira.
Son temibles sus enojos.
En laberínticos noches
abandona la conciencia
y crea con cierta violencia
torbellinos de reproches.
Y me persigue su sombra
donde haya oscuridad
y oigo como en soledad
su voz infernal me nombra.
Su presencia es la locura,
no existe si está, la calma,
retuerce impávido el alma
sus garras con desmesura.
Mi dolor le regocija
en su macabro empeño
pues incluso cuando sueño
siento su mirada fija.

miércoles, 24 de enero de 2018

SOY LA POESÍA

SOY LA POESÍA
Soy la poesía, os hablo malherida.
Soy aquello por lo que merece la pena
la alegría, el llanto, la muerte y la vida,
soy la poesía y esta es mi condena.
yo contemplo todo, todo es poesía,
y esta es la piedra angular del dilema,
la poesía está en todo y todo es poesía,
sí, pero no por esto todo es poema.
Plumas de cera de vulgar lenguaje
con todas mis fuerzas os aborrezco
¡oh! cesad os lo pido vuestro ultraje
porque sin duda yo no lo merezco.
¿Pues no me debéis ingratos mortales,
el prístino sentido de la vida,
la alegría y la pena a partes iguales
y el rumor de vuestra voz escondida?
Yo soy la poesía, manantial del nombre,
primaria raíz de toda existencia,
yo que he sobrevivido al tiempo y al hombre
muero ahora en manos de vuestra insolencia.
Yo bautizo al poeta que me merece
y germino en la inquietud de su pecho,
llamaros pues poetas, no os pertenece
porque elegir al poeta es mi derecho.
En mi espíritu reposa el origen,
vosotros no habéis inventado nada,
y vuestras vulgaridades me afligen
porque cada verso es una estocada.
No me someto a vuestra voluntad,
sino que a mi voluntad someto al poeta,
no cederé a vuestra arbitrariedad
pues no es poeta aquel que no me respeta.
Vuestra torpeza ahora quiere que mude
para así justificar vuestras formas,
mas solo es poeta aquel que me desnude,
yo soy la poesía y pongo las normas.

lunes, 22 de enero de 2018

BLOQUEO (sonetillo)

BLOQUEO (sonetillo)
No sé que es lo que me pasa
pero no puedo escribir,
y tanto quiero decir
que el no decirlo me abrasa.

La inspiración se retrasa,
sabe ella cuando venir.
Lo intento... por insistir,
y todo intento fracasa

y acaba en la papelera.
hoy mi pluma está vacía,
lo sabe y se desespera

impaciente en la agonía.
Es inútil, no hay manera,
mañana será otro día.
© Rubén Suárez Valverde
Derechos reservados.

jueves, 4 de enero de 2018

ETIQUETAS

ETIQUETAS

Me han llamado clasicista,
romántico y hasta barroco,
poeta, genio, cuerdo, loco,
maestro, dramaturgo, artista,
e incluso a veces purista
y culterano también
de verso limpio y fetén.
Son muchas las etiquetas
que me han puesto algunos poetas
pero solo soy Rubén.

domingo, 3 de diciembre de 2017

DECIDIDO

                 DECIDIDO
No abandonaré ni me echaré atrás,
tengo que rendir pero no rendirme,
mientras respire me mantendré firme
en mi metas, no importa lo demás.
Salté como un trapecista sin red,
el insomnio hizo mis noches eternas,
mis sueños impulsaron mis piernas
para estamparme contra la pared,
Y ahora es solo una madeja de grietas.
No en vano, esa pared me hizo más fuerte
y estoy decidido, es otra mi suerte,
volveré a apostar todo por mis metas.
Me juego mi destino a cara o cruz,
pero quiero hacerlo y si quiero puedo,
nada me lo impide y no tengo miedo
porque al final del túnel veo la luz.