NOCHE POÉTICA

NOCHE POÉTICA

POESÍA
La poesía es tan solo otro camino
distinto hacía la temida muerte.
La poesía es el placentero orgasmo
del corazón y sus sentimientos.
Y yo un lujurioso peregrino
que camina errante entre los versos.

R.S.V.



Si desean adquirir un ejemplar de ALARIDOS DE UN POETA O DE LA INQUIETUD DE LA SANGRE, rellenen el pedido al pie de la página que corresponde al siguiente enlace:
http://www.editorial-ledoria.com/Opera-prima.124.0.html
(También disponible en tiendas y en formato E-book)

sábado, 23 de octubre de 2010

HURACÁN BLANCO

Para tu padre eres un campeón,
para tu madre eres el mejor,
para tus colegas un bufón,
para la droga un consumidor.

Extiendes en línea el polvo amargo,
pierdes tu nombre y la identidad
en tu carnet y entre algún billete
te envuelves con un huracán blanco.

Tu mirada aviva un frenesí
invocado por el polvo amargo
como si fuese magia divina,
y es tan sólo la puta cocaína.

Tus ojos parecen proyectar
visiones causadas por el yopo, (1)
pues comunicas con los espíritus
que te obligan a sentirte así.

Tus tartamudas palabras juzgan
las palabras o hechos de un suicida
¿Acaso tú no te estás matando?
“Yo al menos disfruto” me respondes.

¡No existe el placer si te esclaviza!
y la luna pintada de tiza
te hace comprender la realidad,
no disfrutas como en otra edad.

Empezó como un rebelde juego
del que se te olvidó terminar,
y sigues esnifando la estela
de un cometa que no va a impactar.

La noche acaba entre los gramos
y el día viene con la soledad,
la tristeza y el arrepentimiento
que morirán la próxima noche.

(1): droga sagrada, alucinógena y muy potente, especialmente consumida por los chamanes de tribus
amazónicas.

5 comentarios:

  1. Huracan de palabras avisando del contraste entre la vida y la muerte. Me quedo con: ¡No existe el placer si te esclaviza!, en definitiva eso es lo que se pretende, cuando todo gira alrededor del mundo de la droga. La soledad se acrecienta mientras mas se devora al alma en la incursión de la cocaina, entre los entresijos que conllevan el dolor y placer en consumirla.
    Rubén, me ha gustado tu forma de enfocar un tema tan delicado y actual, tan presente en nuestra sociedad, que daría para muchos debates.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. 'Y la luna pintada de tiza'. Qué-buena.

    ResponderEliminar